PURUSSAURUS

Son 3, quizá 4 las especies de cocodrilos que podríamos colocar en el podium de los más grandes y los más ASESINOS. El primer puesto lo comparten el Deinosuchus, el Sarcosuchus y el protagonista de esta entrada: Purussaurus


Más o menos todos miden entre 15 y 18 metros, y sus pesos rondan las 10 toneladas. Vamos, casi 3 veces más largos que los cocodrilos marinos actuales, que son los más grandes (un cocodrilo marino puede llegar a los 6 metros y 1 tonelada)

Los cocodrilos han cambiado poco desde hace ciento de millones de años, cuando aparecieron. Son máquinas perfectas de matar, con la posibilidad de quedarse sin comer durante meses y esperando a su presa hasta que esta se acerca a beber a la charca, rio o lago para de un impulso acertar una mordedura mortal, una potente mandíbula capaz de llegar a los 5000 kg de presión. Una mandíbula que cuando se cierra, ya es imposible de abrir.

La diferencia más destacable entre el Purussaurus y otros cocodrilos del mismo tamaño, fue el cráneo. Por ejemplo en el Sarcosuchus el cráneo era alargado, especializado en la caza de peces. El del Deinosuchus era más corto y más robusto, capaz pues de practicar potente mordidas. Pero el cráneo del Purussaurus fue exageradamente robusto, masivo. Era un cráneo de casi 1,5 metros de largo y solo el superaba la tonelada. Esta gran masa sugiere dos cosas:
1º- Probablemente producía las mordeduras más potentes ya que huesos masivos suelen sostener fuertes músculos
2º- Esta gran masa es más difícil de mover, produce movimientos más lentos. Por tanto, se entiende que las presas no era ágiles peces, sino presas más grandes y pesadas.



Resumiendo, el Purussaurus fue uno de los mayores depredadores prehistóricos. Capaz de sembrar el terror en todas las aguas del Mioceno de Sudamérica, y con una de las mordeduras más potentes de la historia. Por todo esto, considero que este depredador, merece el título de SUPERDEPREDADOR.

EL TIGRE (SIBERIANO O AMUR)


Yo colocaría a este animal como el depredador terrestre más eficaz, más fiero, mejor cazador, más fuerte, más ágil, y con las garras y colmillos más grandes y afilados que todos y cada uno de los demás superdepredadores de laTierra. Yo lo considero el superdepredador de superdepredadores... se trata del Tigre. Es cierto que hay tigres más o menos pequeños, un poco más grandes que los leopardos, pero en Siberia, encontramos a tigres que pueden llegar a superar los 300 kg. En cautividad se ha llegado a ver un tigre que pesó 465 kg de peso.... un cazador colosal. Un peso y unas medidas que bien podrían ser similares a la de los grandes felinos del holoceno (como el tigre dientes de sable o el león cavernario) y 100 kg más que el león más grande jamás medido que apenas superaba los 350 kg.

Comparado con el león africano, el tigre de siberia es en general más grande y más pesado. Un enfrentamiento entre dos ejemplares machos en la plenitud de sus fuerzas, acabaría en el 80% de los casos con la victoria del tigre... aunque sobre esto algunos pensarán que me equivoco (podéis opinar lo que queráis en los comentarios).



Con la cola de 1 metro, hay ejemplares que miden 3,80 metros. Siendo el felino más largo, más que el león africano que mide 2,5 metros y más que un oso polar que mide 2,6 metros y que, aunque sea más pesado, no tiene la agilidad ni la rapidez del tigre y..... ¿cuánta grasa contiene un oso? y ¿Cuánta grasa tiene un tigre?... en fin, sobre oso vs tigre.... cada uno tendrá su opinión. La mia es que el tigre ganaría.

En el vídeo de abajo, el presentador afirma que el el tigre es capaz de cazar osos pardos.... aunque está en portugués.

,

En su dieta entran todos los animales, preferiblemente grandes jabalíes y ciervos, pero no duda en echar la zarpa sobre otros depredadores como lobos o glotones, quizá el único con el que se lo piensa sería un oso pardo macho en plenitud de sus fuerzas.... pero vamos, que si tiene mucha hambre... yo creo que sería capaz de darle caza. Y en su dieta, también entra EL HOMBRE.


QUETZALCOATLUS



Esta considerado como el animal volador más grande de la historia. El Quetzalcoatlus, vivió en el Cretácico superior en lo que hoy es el norte de América. Y la verdad es que aunque no sé si es de verdad el superdepredador de la época, lo incluyo en este blog por ser considerado el superdepredador de los cielos del cretácico.

Un albatros, el ave voladora más grande viva, no supera los 20 kg de peso y de tamaño con las alas extendidas llega a los 3,4 metros. El Quetzalcoatlus pesaba 10 veces más que el albatros (200 kg) y su tamaño alar era de más de 12 metros. Era más grande que algunas avionetas modernas.


Era tan grande que no tenía miedo a depredadores terrestres y es por eso que mucho de su tiempo lo pasaba buscando comida en las llanuras. Animal que encontraba, animal que engullía. Con su enorme pico donde cabemos dentro puestos de pié, atrapaba animales... anfibios, mamíferos o reptiles, daba igual.

En fin, os digo una cosa.... a este animal no lo eliminó la competencia. No desapareció porque aparecieron depredadores más eficaces o porque sus presas se hicieron más rápidas.... este animal murió en la gran extinción que acabó con los dinosaurios hace 65 millones de años. Sino... igual nosotros no hubiéramos nacido.

FOCA LEOPARDO.

No todas las focas son esos animaletes bonitos con ojos de no haber roto nunca un plato, la que vemos hoy es totalmente lo contrario. Es una foca agresiva, una foca terrible y una superdepredadora insaciable en las frías aguas que rodean la Antártida: La Foca Leopardo o Leopardo Marino.

La foca Leopardo puede llegar a pesar 600 kg y medir más de 4 metros de largo. La verdad es que a un ejemplar grande se le podría confundir con un Basilosaurus, si estos aun existieran. Su cuerpo es alargado e hidrodinámicamente perfecto.



Come todo aquello que es capaz de zamparse, desde peces, pingüinos (su presa favorita), hasta otras focas e incluso tiburones no tan pequeños.




Tiene una cabeza en forma de cono, musculosas mandíbulas con una de las dentaduras más adaptadas y preparadas que nunca han existido.



RUGOPS

Encontramos en el Cretácico (en una época en la cual vivió el T.Rex) un nuevo superpredador monstruoso. Su nombre es Rugops y quiere decir "cara con arrugas", pero realmente se debería llamar  Armasaurio, porque tenía una armadura que le cubría la cabeza, una armadura formada de plaquetas óseas que le podían proteger. Y digo podían porque algunos expertos consideran que no estaban diseñadas para el ataque o la defensa. Pero entonces ¿para qué quiere un animal una armadura?. En fin....

Este gran superdepredador medía hasta 9 metros de longitud y tenía unas 10 toneladas de peso. Por suerte, nunca se las tuvo que ver con el T.Rex, ya que este último vivía en lo que hoy es América del Norte. En cambio el Rugops vivió en África, en el norte donde hoy se encuentra el desierto del Sáhara. Quizá, con el que sí pudo encontrarse, fue con el Spinosaurus, y este si que era de temer.



Y ¿cómo eran sus armas?
Pues como tenía patas delanteras pequeñas, la caza se centraba en su arma principal: la cabeza. Una gran y pesada cabeza con una boca repleta de dientes y cuellos fuertes capaz de, una vez mordida la presa, tirar de ella con su cuerpo para derribarla o desgarrar un trozo de carne.

Por último, es el miembro más antiguo de la familia de los Abelisauridae, una gran familia donde encontramos formidables depredadores.

Este vídeo me gusta, se ve al Rugops con su posible textura y su posible apariencia. A mi me convence bastante.... daría un poquito de miedito eh?

JAGUAR


Conocido también como el tigre americano, el Jaguar es el superdepredador de América del Sur y América central. El otro depredador que puede plantarle cara y que también es un felino es el Puma, pero cuerpo a cuerpo, en una pelea hasta el final, el puma no tiene nada que hacer. Comparemos:



JAGUAR   PUMA  
PESO
 160 KG 
120 KG
ALTURA CRUZ
76 cm
80 cm
COLA
75 cm
75 cm
LONGITUD TOTAL
 hasta 260 cm
 hasta 250 cm
VELOCIDAD
 hasta  80 km/h 
  hasta 75 km/h 

En el vídeo podemos ver como un Jaguar hembra está con la cría y ve un puma cerca... al puma le falta terreno para correr.




Pero bueno, no solo es que el jaguar pese más, es que además es más robusto y está considerado como el felino con la mayor potencia de mordedura de todos los felinos y el segundo del grupo de los mamíferos, justo después de la hiena. Su mordedura es tan fuerte que es capaz de atravesar los caparazones de las tortugas. Cuando clava sus colmillos, su presa no podrá escaparse. Y entre sus presas podemos encontrar a los valientes Pecaries y los grandes Tapires que pueden pesar hasta 300 kg de peso. Si trasladáramos estos pesos a la sabana africana, de la cual es más fácil saber por la cantidad de documentales que han hecho, que un jaguar cazara un tapir, sería como que un león cazara un búfalo cafre. Las mandíbulas del Jaguar se abren hasta los 90º.

Cuando va de caza, se acerca al acecho y salta sobre la espalda de su despistada presa y cuando su cabeza gira la cabeza el jaguar muerde en la traquea y ahoga y rompe arterias importantes del cuello. Luego, con su fortachona musculatura arrastra a su presa (aunque pese 300 kg) al interior de la jungla, donde va devorándola a grandes bocados en el silencio y la oscuridad de la selva.



El jaguar también recibe el nombre de yaguar, yaguareté o tigre del nuevo mundo (Panthera onca) 

Madtsoia bai

Cuando dijimos que la titanoboa era la serpiente superdepredadora, era porque no teníamos en cuenta a otra aun más grande, a otra aun más pesada y a otra aun más... mortífera. Esta serpiente recibe el nombre de Madtsoia bai o como se le conoce comúnmente "la abuela del Cañadón Vaca".

Sus dimensiones son descomunales: 1,5 toneladas (cuando las más grandes de la actualidad no superan los 200 kg), 20 metros de longitud y casi 1 metro de diámetro. En su boca, cabría una vaca perfectamente.

Esta era una serpiente constrictor, capaz de atrapar y axfisiar animales que cayeran en sus fauces. Incluso otros depredadores como tigres dientes de sable o enormes cocodrilos de 8 metros podían entrar en su dieta. No hay que subestimar a esta serpiente de la cual se piensa que cazó a todos los animales de la época, ni siquiera jóvenes Giganotosaurus (parecidos al T. Rex) eran capaces de hacerle frente, quizá sí uno adulto, pero no lo tendría nada fácil, así que probablemente se evitarían.